Cargando...

¿Qué es la Hipermetropía (Mala Visión de Cerca)?

//¿Qué es la Hipermetropía (Mala Visión de Cerca)?

¿Qué es la Hipermetropía (Mala Visión de Cerca)?

La hipermetropía (mala visión de cerca), es un error refractivo, lo que significa que el ojo no refracta o dobla la luz adecuadamente y las imágenes no se enfocan claramente (específicamente se enfocan en un punto atrás de la retina) Cuando existe una hipermetropía, los objetos distantes usualmente se ven claramente, pero los cercanos se ven borrosos.

Las personas con hipermetropía no consgiuen una imagen nítida porque su foco está detrás de la retina.

Las personas con hipermetropía no consgiuen una imagen nítida porque su foco está detrás de la retina.

Las personas experimentan la hipermetropía en formas diferentes. Algunas personas pueden no presentar ningún problema con su visión, especialmente cuando son jóvenes. Otras personas con hipermetropía considerable, pueden tener una visión borrosa a cualquier distancia, cerca o lejos. Éste es un desorden de los ojos relacionado con el enfoque de imágenes, no una enfermedad de los ojos.

Es un defecto muy frecuente, aunque no es progresivo ni tiene repercusiones graves. Se trata mediante el uso de lentes compensadoras convergentes o convexas y/o se corrige con cirugías refractivas a base de rayos láser. La hipermetropía, la miopía y el astigmatismo son los principales defectos de refracción o ametropías. La magnitud de este defecto se mide en dioptrías positivas.

Este defecto de la refracción afecta a la mayor parte de los recién nacidos, ya que su sistema visual todavía no está completamente desarrollado (hipermetropía fisiológica), pero durante el periodo de crecimiento tiende a corregirse. Cuando el problema persiste y no se corrige de forma adecuada, pueden desencadenarse otras alteraciones visuales, como el ojo vago o perezoso y el estrabismo.

La hipermetropía no se puede prevenir, pero, especialmente en el caso de los niños, es muy importante detectarla precozmente para ser corregida, por eso son muy importantes las revisiones oftalmológicas periódicas y completas (con fondo de ojo).

Las personas con hipermetropía no consiguen definir bien las imágenes de cerca, no siendo así las imágenes distantes.

Las personas con hipermetropía no consiguen definir bien las imágenes de cerca, no siendo así las imágenes distantes.

Causas

Para que sea posible que nuestros ojos vean, los rayos de luz deben ser doblados o refractados por la córnea y el cristalino y así puedan enfocarse en la retina, la capa de células fotosensibles que recubre la parte posterior del ojo. La retina recibe la imagen formada por los rayos de luz y la envía al cerebro a través del nervio óptico, el cual es en realidad una parte del cerebro.

Al igual que la miopía (mala visión de lejos), la hipermetropía es generalmente hereditaria. La mayoría de los niños son normalmente hipermétropes, sin embargo, no experimentan visión borrosa. Mediante el enfoque o acomodación de la imagen, los ojos de los niños pueden doblar los rayos de luz y colocarlos directamente sobre la retina. Siempre y cuando la hipermetropía no sea demasiado grave, los niños hipermétropes tendrán una visión clara para ver objetos a distancia y de cerca. A medida que el ojo crece y se alarga, la hipermetropía disminuye.

Los niños hipermétropes no suelen presentar disminución de agudeza visual, pues compensan el déficit mediante la acomodación (cambio de forma del cristalino). El continuo esfuerzo de acomodación puede producirles dolor de cabeza, fatiga visual (astenopia acomodativa) o retrasos en el aprendizaje.

Síntomas

La mayoría de los niños son hipermétropes, sin embargo, no experimentan síntomas de visión borrosa debido a que sus ojos son capaces de doblar los rayos de luz para colocarlos directamente en la retina.

Los síntomas de la hipermetropía incluyen cansancio o fatiga ocular, dolores de cabeza, entrecerrar los ojos y visión borrosa, especialmente al ver objetos a corta distancia. Sin embargo, los síntomas pueden variar de una persona a otra según el grado de visión hipermétrope. Es probable que algunas personas noten una pequeña discapacidad visual, mientras que otras tengan visión borrosa o poco clara de los objetos distantes y cercanos.

La visión hipermétrope puede desarrollarse en cualquier momento y se produce en niños y adultos. La hipermetropía se desarrolla cuando el globo ocular es “más corto” de lo normal y, a su vez, mueve el “punto de atención” de las imágenes que vemos desde la parte superior de la retina hacia atrás de la retina. Las anormalidades del cristalino o la córnea también pueden producir visión hipermétrope.

Solicite su cita con el Dr. Dacarett

Diagnóstico

Su Doctor de los Ojos puede diagnosticar una hipermetropía durante un examen ocular completo. Él o ella determinarán si usted tiene hipermetropía mediante un examen estándar de la visión, donde se le pide que lea las letras en un cuadro colocado al otro extremo de la habitación.

Si la prueba demuestra que la visión es hipermétrope, el médico usa ciertos dispositivos de examen para saber qué está causando la hipermetropía. Poniendo el resplandor de una luz especial en sus ojos, un retinoscopio es utilizado para ver cómo se refleja la luz en la retina. A medida que la luz se refleja desde el interior del ojo, el dispositivo puede indicar si una persona es miope o hipermétrope.

Su oftalmólogo también utilizará un foróptero, un instrumento que mide la cantidad de errores de refracción que usted pueda tener, y que ayuda a determinar la prescripción correcta para corregirlos.

Puede resultar difícil para los padres diagnosticar este trastorno en sus hijos por lo que las revisiones periódicas son fundamentales. Sin embargo, los padres pueden observar si sus hijos se acercan mucho a los objetos. En ese caso es necesario que acudan al oftalmólogo.

Pruebas y Exámenes

Una evaluación ocular general para diagnosticar la hipermetropía puede incluir los siguientes exámenes:

Esta lista no los incluye a todos.

En algunos casos es necesario realizar el examen de graduación de anteojos dos veces, una vez sin uso de colirios y otra con el uso de colirios cicloplégicos que permiten relajar el músculo ciliar dentro del ojo para obtener medidas más exactas del grado que va a ser utilizado. Estas gotas pueden provocar en el paciente sueño e irritabilidad, asi como la perdida de la capacidad de acomodación para leer textos de cerca.

El examen para hipermetropía en el niño es indoloro, pero requiere un poco de paciencia por parte del paciente y de los familiares.

El examen para hipermetropía en el niño es indoloro, pero requiere un poco de paciencia por parte del paciente y de los familiares.

Tratamiento

Los anteojos son los métodos más comunes para la corrección de los síntomas de la hipermetropía. Estos ayudan a la reorientación de los rayos de luz sobre la retina, compensando la forma de su ojo. También pueden ayudar a proteger sus ojos de los perjudiciales rayos ultravioleta (UV). Un revestimiento para lentes que repele los rayos ultravioleta está a su disposición. En algunos casos deben de usarse los anteojos desde una edad muy temprana para evitar trastornos posteriores como la ambliopia u ojo perezoso.

Por otro lado, las lentes de contacto corrigen la visión en todo el campo visual. Sin embargo, exigen que la persona que las utilice las limpie y las almacene para su perfecta conservación. De lo contrario, si no se mantiene la higiene adecuada pueden producir infecciones o molestias. La cirugía refractaria corrige la visión sin necesidad de colocar ningún objeto extraño delante ni dentro de los ojos. Sin embargo, a menudo muchas personas se muestran reticentes ya que se trata de una operación. No es un procedimiento obligatorio pero corrige la hipermetropía y además, de forma definitiva.

El uso de la televisión, videojuegos y otros aparatos electrónicos de uso común no aumentan el grado de hipermetropía ya que este depende del tamaño del ojo.

En otros casos, las personas pueden optar por corregir la hipermetropía con LASIK u otra forma similar de cirugía refractiva. Estos procedimientos quirúrgicos se utilizan para corregir o mejorar su visión mediante la remodelación de la córnea, o la superficie frontal del ojo, ajustando efectivamente la capacidad de enfoque del ojo. En general pueden operarse los hipermétropes mayores de 18 años, en los cuales el defecto refractivo haya permanecido estable un mínimo de 2 años. A partir de los 50 años, debido a los cambios fisiológicos, normales, que se producen en los ojos con la edad, habrá que valorar otros factores que pueden hacer, en un caso concreto, más aconsejable otro tipo de técnica quirúrgica para la corrección de la hipermetropía.

Para mantener la eficacia y seguridad de la cirugía láser, la cornea debe cumplir una serie de características o requisitos en cuanto a la forma, curvatura, regularidad y espesor determinados que valorarán los especialistas.
Una vez valorados cuidadosamente estos factores, y después de una exploración oftalmológica detallada, es el especialista en tratamientos para la hipermetropía quien mejor podrá asesorar sobre la técnica de cirugía refractiva más adecuada y segura para cada caso.

Hay que tener en cuenta que para definir el grado de error de refracción que tiene un ojo, se utiliza la potencia de la lente (en gafas) necesaria para enfocar las imágenes nítidamente sobre la retina. Dicha potencia se expresa en “dioptrías”. Así, cuantas más dioptrías de error refractivo tiene un ojo hipermétrope, más desenfocadas verá las imágenes cuando no lleve las gafas. En función de estas el tratamiento láser será menos o más intenso.

No hay evidencia científica suficiente para sugerir que los ejercicios para los ojos, vitaminas o píldoras puedan prevenir o curar la hipermetropía.

No hay un mejor método para corregir la hipermetropía. La corrección más adecuada para usted depende de sus ojos y su estilo de vida. Hable sobre su estilo de vida con su Doctor de los Ojos para decidir qué tipo de corrección puede ser más eficaz para usted.

La cirugía con laser para la hipermetropía se realiza en la córnea para modificarla de tamaño y crear una lente ideal para corregir el grado del paciente.

La cirugía con laser para la hipermetropía se realiza en la córnea para modificarla de tamaño y crear una lente ideal para corregir el grado del paciente.

Compártelo!
Por |2016-10-29T22:11:41+00:00enero 26th, 2015|Problemas comunes de baja visión|Sin comentarios